viernes, 27 de marzo de 2015

Consejos para mantener la salud genital - Para ellas -

Consejos para mantener la salud genital


Independientemente de si tienes una vida sexualmente activa o no, debes ser responsable del mantenimiento de tu salud genital. Para ello has que seguir unas pautas de conducta, que se resumen los siguientes puntos:

Mantén una higiene adecuada
Lava diariamente la zona genital toda la vulva, con cuidado el clítoris debe ser lavado pues junta bacterias dentro de su capuchón
NO uses jabones agresivos ni realices duchas vaginales, que pueden acabar con la flora natural y provocar infecciones.
 Te recomiendo que no uses jabón más de una vez al día. Te enjuagas bien con agua limpia. Luego de lavarte sécate bien. Es importante que la zona quede bien seca.
Límpiate siempre de adelante hacia atrás para impedir que los gérmenes del ano entren en contacto con la vagina o la uretra.

Conoce tus genitales ¡míralos con un espejo!

Es importante que tengas un conocimiento amplio del funcionamiento de tus genitales, para poder detectar con mayor facilidad cualquier cambio que se produzca en ellos. Observa tus fluidos, color, olor.
Lleva un registro de tus menstruaciones y también anota si hubo alteraciones.

Controles ginecológicos
Es muy importante que al menos una vez al año te sometas a revisiones ginecológicas, especialmente si tienes relaciones sexuales. Éstas permitirán la detección temprana de células anormales en el cérvix y de otras enfermedades, como el herpes genital o la inflación pélvica, que pueden ser signos de infecciones más graves, como el VIH.
El preservativo
La forma más segura para prevenir cualquier forma de ETS o ITS (infecciones de transmisión sexual) y de cualquier otra infección genital es, aparte de la abstinencia y la fidelidad, la utilización del condón. Hay unas normas básicas de utilización para que sea totalmente efectivo:
Debe de estar puesto desde el principio hasta el final del acto sexual.
Al quitarlo hay debéis tener cuidado de que no se salga el líquido seminal.
Para no llevarte sorpresas desagradables, debe estar perfectamente conservado (hay que evitar el calor y la humedad, por lo tanto, el monedero o los bolsillos traseros de los pantalones no es el mejor lugar para llevarlos), respetando siempre la fecha de caducidad.
Si ves que la funda se encuentra descolorida o hinchada, no te arriesgues, deséchalo.
Y ten mucho cuidado con las uñas al abrirlo, puedes dañarlo sin darte cuenta
.



 Terapeuta Emocional y Holística -Sexología
Mindfulness –Emotional Freedom Techniques (E.F.T.)
 Yoga Meditación – Moxibustión