viernes, 25 de noviembre de 2016

DOLOR DE HUESOS EN GRAL. SINTOMAS BIODESCODIFICACION Rec. Patricia Bonino

Síntomas del dolor de huesos:

Resultado de imagen de DOLOR HUESOS

  • Cansancio
  • Rigidez articular
  • Sensación de pesadez
  • Dolor en la espalda, piernas o brazos
  • Fragilidad ósea

 Resultado de imagen de DOLOR HUESOS

¿Qué hacer con el dolor de huesos?

  • Lo primero es vigilar tu dieta, la cual debe ser abundante en vegetales frescos o al vapor, ya sea en ensaladas, jugos frescos o sopas. Debes evitar todos los productos refinados, en especial el azúcar y harinas blancas las cuales desmineralizan en cuerpo y roban el calcio a los huesos.
  • Si tienes artrosis o artritis te recomendamos tomar jengibre fresco el cual te ayudara a desinflamar articulaciones y ayudara a drenar tu cuerpo de toxinas.
  • Vigila si no tienes estreñimiento y si evacuas al menos dos veces al dia. En caso de presentar estreñimiento, ponte a dieta un dia comiendo solamente papaya para ayudar a una depuración intestinal.
  • Si tienes cansancio excesivo junto con dolor de huesos, trata de descansar lo más posible, puede ser que tu cuerpo este en fase de reparación de alguna enfermedad, vigila tu dieta, bebe suficiente agua pura y haz un poco de estiramientos o ejercicios por la mañana.
  • En caso de infección ósea, artritis, gripa muy fuerte, sobrepeso u otra causa, deberás ponerte a dieta dos días comiendo solamente piña o uvas con semilla, empezando en ayunas con dos cucharadas de aceite de oliva extra-virgen. Bebe dos litros de agua pura durante esta dieta. Al finalizarla, sigue un régimen de vegetales al vaporo frescos, arroz integral, pescado, chía, levadura de cerveza y leches vegetales como la de soja o almendras.
  • Los suplementos que no deben faltar en tu dieta son: calcio, vitamina D,A y c, los jugos de cítricos en ayunas, tomar el sol, beber jugo de zanahoria con alfalfa y apio. Los suplementos de magnesio y manganeso deben ser incluidos en tu dieta con frecuencia.LAs almendras, las nueces, la chia, el pescado, etc., son alimentos que debes incluir con gran frecuencia en tu dieta.

Aspecto emocional del dolor de huesos:

Los huesos representan la estructura de nuestro cuerpo, sin ellos no podríamos sostener nuestros músculos ni órganos, seriamos como una gelatina. El aspecto emocional del dolor de huesos está ligado justamente a una falta de estructura interna o a una sensación de falta de apoyo profundo, ya sea de parte de los que nos rodean o de una espiritualidad poco profunda con la cual no nos “podemos apoyar” realmente o sentir guiados internamente. La falta de valor personal (la desvalorización profunda de algún aspecto de nosotros), así como la culpa o el no sentirnos suficientemente buenos, inteligentes, etc., influye en el dolor de huesos.


BIODESCODIFICACIÓN DOLOR EN LOS HUESOS



Los huesos, por ser la parte sólida del cuerpo, representan el sostén. Un problema óseo se relaciona siempre con el temor de no ser apoyado lo suficiente o no apoyar bien a los demás. Se presenta en una persona que se desvaloriza o no se siente lo suficientemente fuerte para ocuparse de su propia vida. La persona que suele sentirse obligada a apoyar a los demás es aquella que necesita que dependan de ella para sentirse importante. 

No triunfa en la vida por sí sola. Se desvaloriza en cuanto no se siente útil.

Esta es la razón por la que, al envejecer, se suele padecer osteoporosis u otra enfermedad que comience por "OSTEO". Los problemas óseos pueden manifestarse en la persona que le tiene miedo a la autoridad. Se desvaloriza ante ella. Como reacción, intenta volverse autoritaria o dominante.

En el caso de las enfermedades que comienzan con OSTEO y terminan en ITIS, agréguese enojo y véanse las explicaciones sobre las enfermedades inflamatorias.





C Con este problema en los huesos, tu cuerpo te envía el mensaje de que creas más en ti y te sientas más fuerte ante ti mismo, reconociendo que tienes más fuerza de la que crees. También te dice que es momento de que te estabilices en la vida haciendo cosas que te agraden en el mundo físico, sin sentirte culpable y con amor hacia ti mismo.
 Tu cuerpo te muestra que tienes todo lo necesario para crear tu propia estabilidad sin depender de los demás.
No necesitas creer que eres "demasiado" ni "demasiado poco", que eres esto o aquello, para ser una persona importante. 

Date permiso para valorarte por lo que eres y no por los resultados de los demás, de aquellos a quienes quieres. Ante la autoridad, date cuenta de que el hecho de que alguien lo sea en un terreno específico no la hace valer más que tú. Establece contacto con las áreas en las que podrías enseñar a los demás. Todos y cada uno de nosotros tenemos talentos. Si no puedes encontrarlos, te sugiero que preguntes a quienes te conocen bien.

Los huesos son el armazón sólido del cuerpo, los pilares. En el mismo interior del hueso existe la médula, el núcleo más hondo de mi ser, ahí en donde nacen las células inmunes que poseen la habilidad de protegerme. 

Los huesos se refieren a mi estructura, el armazón fundamental en el cual está construido mi ser entero. Por lo tanto, se refieren también a la estructura de las leyes y principios fundamentales con los cuales debo transigir cada día y que están aplicados por la autoridad (policía, maestros, padres, etc.) para permitirme tener cierto apoyo y para que reine el orden.


Resultado de imagen de BIODESCODIFICACION DOLOR HUESOS


finalizando recordamos AL MAGNESIO :  PROXIMA ENTREGA !
Una ingesta adecuada de magnesio es necesaria para la correcta asimilación del calcio de los huesos - See more at: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2006/05/04/151557.php#sthash.XXySHBr3.dpuf
Una ingesta adecuada de magnesio es necesaria para la correcta asimilación del calcio de los huesos - See more at: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2006/05/04/151557.php#sthash.XXySHBr3.dpuf

Una ingesta adecuada de magnesio es necesaria para la correcta asimilación del calcio de los huesos - See more at: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2006/05/04/151557.php#sthash.XXySHBr3.dpuf